Mujer, he ahí a tu hijo.

Por Uriel Salmerón García ¡A la vista de todos! ¡qué abominación!, parece que piensas mientras en tu cara se dibuja un gesto de repulsión, con las cejas fruncidas y los labios retorcidos. ¿Dónde quedaron los valores?¿dónde quedó la decencia?, podrías estar preguntándote mientras ves a aquel vendedor ambulante que protege tras escudos de piel los […]