De conciertos, Zombies y otras adicciones.

Por Sarah Rebolledo Como ya lo había comentado en alguna columna anterior, la música, además y junto con la literatura y la pintura, es una de mis artes predilectas. El amor y la atracción que siento hacia ésta es extraordinaria y me produce sentimientos aún más hermosos de lo que ella misma es per se. […]