El amarillo se comió al gris

Cable

Por Uriel Salmerón García El acechamiento de los moscos ya no molesta y el olor de agua estancada se ha fundido a sus fosas nasales. Tixtla vive bajo el agua desde hace ya más de 20 días. La fuerza del verdoso cauce les ha arrebatado lo poco que tenían. Veo en sus ojos la desesperación […]