Manipulación Mediática.

Por Ruy Rebolledo 

Después de ver a la susodicha “Miley Cyrus” hacer el “ridículo” o exponerse de más, no puedo dejar de pensar en las secuelas sociales y culturales, el doble discurso (de los medios masivos) y en la manipulación ejercida sobre las masas.

Si bien es cierto que la cultura de las masas cambió para siempre el rumbo de la humanidad, este cambio puede no ser exactamente lo que la humanidad necesita para evolucionar como especie racional.

El inmenso poder e influencia que tienen los medios de comunicación masiva, con ayuda del consumismo y la publicidad, sobre la población mundial y las enormes sumas de dinero que recaudan, los efectos dañinos que produce sobre los espectadores promedio, el injusto papel que le atribuyen a la mujer, la desvergonzada simbología sexual y las estrategias para despertar necesidades a través de los sentidos, son los males habituales atribuidos a la publicidad en medios, que no permiten el desarrollo racional de los individuos y para los propósitos de los medios no es necesario tener un ser racional que cuestione o racionalice su entorno. Bienvenidos a la era del entumecimiento intelectual, dónde los éjeles más astutos podrán con la ayuda de una homogénea, mayoría destruir poco a poco los vestigios que tenemos de lo que alguna vez fue nuestro cerebro.

Querido lector: ¿Está usted familiarizado con el concepto de cultura de masas? ¿No?. No se preocupe, José Ortega y Gasset en “La rebelión de las masas” nos explica: “La cultura de masas consigue fabricar a gran escala, con técnicas y procedimientos industriales, ideas, sueños e ilusiones, estilos personales, y hasta una vida privada en gran parte producto de una técnica, subordinada a una rentabilidad, y a la tensión permanente entre la creatividad y la estandarización; apta para poder ser asimilada por el ciudadano de clase media.”

Personalmente creo que la cultura de masas fue desarrollada para mantener a la sociedad estática el mayor tiempo posible, de manera que la rutina se convierta en el eje en el cual gire la vida, el consumismo su meta y el entretenimiento, la inmediatez y los placeres a los sentidos serán el opio o más bien el ideal; No, el dios de la sociedad contemporánea.

Si tomamos en cuenta las herramientas que usa la llamada cultura de las masas, para penetrar en el consiente y subconsciente de los individuos (publicidad, moda, etc.) y sus propósitos económicos comunes que tienden a la utilidad, la generación de capital y el entumecimiento intelectual, no es difícil darse cuenta del hipertexto manejado por los medios masivos ni las intenciones del mismo. ¿O sí?

La meta de la cultura de masas es dirigirse a un público muy amplio, con el objetivo de satisfacer sus expectativas, evitar propuestas originales (este punto es debatible ya que con la introducción de Youtube no necesitas más que hacer un video y subirlo, pero claro también necesitas que lo vean). La labor de los medios es la de hacernos creer que todo lo que no aparezca por sus ventanas de difusión no es digno de verse o seguirse, siempre construyendo figuras, ídolos o cómo quieran llamarlos  en el cine y la música, para vender nuevas tendencias. Con la llegada del siglo XX y la popularidad del cine y la televisión, las estrellas de la pantalla se convirtieron en ídolos internacionales, fetiches para las clases privilegiadas para que las otras clases, siempre mirando hacia arriba en lugar de preocuparse por un crecimiento paralelo, lo imiten y tengamos una licuadora de cerebros. Lo mismo sucedió con los músicos famosos, los cuales pusieron en boga estilos radicales que la los jóvenes no tardaron en imitar.

Actualmente, la situación apenas ha cambiado. Los medios de comunicación masiva, se valen eficazmente de desfiles de modelos, atractivas revistas de papel satinado, carteleras, escaparates y anuncios televisivos para crear una demanda de nuevas “tendencias”. Los receptores sin criterio en busca de una identidad se dejan llevar por las influencias recibidas por los medios, y en la mera era de la información la manipulación de la misma es lo que define la moda. Pero ¿Cómo te deshaces de algo que  ya pasó de moda?, ¿Cómo cambias de una moda a otra? Estimulando la sobreexposición de dicha moda hasta que la sociedad este saciada de ella, ¿Qué pasa con la mayoría de las celebridades?, se convierten en negocios, en productos, se lucra con productos sexuales y después cuando pasan de moda se lucra con la sobreexposición para  después se abusa de sus matrimonios disfuncionales, embarazos, adicciones, cirugías, adopciones, desórdenes alimenticios, todo vende y la gente que depende de la exposición mediática pasa de moda. Híjole ¿ya empezamos a sentir el efecto “Cyrus”? Es deprimente ver gente con hambre de “aire”(término utilizado al tiempo en medios), aceptar su caída libre, son personajes juzgados y ridiculizados por una sociedad  que está harta de ver, oír y saber de ellos. Los medios los construyen y cuando pasan de moda los destruyen. El dolor ajeno le permite a la sociedad sentirse a salvo de la crítica, la vida de las celebridades le roba atención a los receptores que ignoran cosas de trascendencia para la vida, y solo tiene una concepción disfrazada y mediatizada de la realidad. Lo peor de todo es que la mayoría de la información que recibimos es basura, no está sustentada en reflexiones, se valen de nuestros sentidos para inocular esta información vulgar que no le dejara nada al receptor.

No digo que todos pero los que ya se acostumbraron a no usar su cerebro, prefieren la información que no le costó ningún tipo de esfuerzo obtener. Es aquí cuando se aprovechan los medios para cambiar  la realidad, recibe una percepción de su universo banal  y simple, una percepción manipulada para poder hacerles una lobotomía para tener consumidores obedientes que compren, crean, sigan sin cuestionar o criticar.

Cuando entonces el grueso de los medios presentan, imágenes de descontento y tratan de ilegitimar una protesta polarizan la sociedad a su antojo. Quiero seguir hablando de esto, pero vamos a hacer algo por hoy lo pausamos y mañana le seguimos.

Si no les parece algo lo pueden escribir abajo, en los comentarios.

Retomando, una vez que tenemos una supuesta clase homogénea podemos diseñar un mensaje para que llegue a todos los “targets”(a todos, que democrático ¿no?) se tienden a neutralizar las diferencias particulares de cada grupo étnico. Claro también se puede “jugar” con esta información y mandar un mensaje de diferencias. Una vez más la publicidad tiene un rol importante aquí, ya que al construir figuras de un tipo, aquel individuo que no comparta los rasgos étnicos, no pertenece al resto de los individuos lo que genera odio, racismo e intolerancia. Pero no todos los enfoques se refieren a la compra de bienes tangibles, de hecho en el año 2006 en el marco de las campañas presidenciales, el PAN diseño una estrategia eficaz de marketing político. Se hizo creer a la gente que todos los que no seguían al entonces candidato a la presidencia de la república Felipe Calderón, eran pobres, sin cultura, sin educación, de clase baja o “nacos” (que en el contexto de la vida social mexicana significa peyorativamente a las personas de clase baja que no tiene educación o cultura. El Término “naco” se utiliza generalmente para describir a personas, conductas o elecciones estéticas sin refinar o muy sofisticados al punto de lo sobrecargado, a menudo de una manera cómica.) y que seguían a un dictador que terminaría con sus supuestas libertades sociales, de forma que la gente que voto gracias a la percepción manipulada, votó por creerse fuera de un espectro social-racial generado por una postura política que debería de incluir también a estos estratos sociales.

La ventaja de homogenizar a la sociedad es que desaparecen las “clases sociales”(es una ventaja hipotética), la forma de control de masas más antigua que ha perdurado y que no ha llevado en ciertos puntos de la humanidad a cometer atrocidades de magnas proporciones como el holocausto judío en la segunda guerra mundial y el odio racial a los afroamericanos durante la primera parte del siglo XX y principios de la segunda parte.

A los medios de comunicación no les conviene una evolución en el pensamiento de su audiencia, ya que mantener un público inerte y entumecido intelectualmente es la estrategia perfecta para mantener un control total en la percepción. Esta medida sólo beneficia a las mentes que están fuera del control social y que pretenden sacar provecho y colgarse de las tendencias ya impuestas por el grupo social hegemónico, que en este caso serían los que están a cargo de los medios e imponen los ritmos de pensamiento y las corrientes socioculturales.

Continuará…

Lla cultura de las masas no fomenta la reflexión, alimentando emociones superficiales e inmediatas. Esta crítica va muy de la mano, con los puntos de Chomsky que abordaremos después para reforzar estas ideas. Una sociedad que reflexione y critique es una sociedad que será difícil de manipular, esto tiene una desventaja natural y es que para tener una sociedad que no se deje seducir por los influjos de información destinados a los sentidos, es necesario tener un mínimo de formación académica o por lo menos la cosquilla de la reflexión y el cuestionamiento natural del intelecto humano. La información más corriente y vulgar es la información que pretende complacer los sentidos para así generar sensación se satisfacción que hacen que un individuo se sienta bien por un efímero periodo de tiempo, de manera que buscará más información que lo mantenga satisfecho. Esta información la encontramos en los llamados Shows de variedad y en la música popular que carece de estímulos al raciocinio y exuda en impulsos de primera mano que serán captados por la parte sensible de nuestro cerebro.

¿Seguimos creyendo que es un modelo democrático? La cultura de masas suele ser utilizada como vehículo del control social y utiliza modelos impuestos verticalmente para impedir el ascenso y progreso de las masas lo anterior hace alusión a una ilusión generada por la manipulación masiva que pretende generar en el individuo, ideas, aspiraciones y sueños. La ilusión de una forma de vida mejor, siempre más banal y efímera, y en aparente constante cambio. Dónde el seguirle el juego a la publicidad encargada de originar esta idea en el subconsciente colectivo significa no dejar de ser pobre y hacer más rico a los ricos, es desear lo que no puedo tener y los demás si pueden. Las múltiples técnicas de persuasión dependen del ingenio de su artífice y sólo están limitadas por el alcance de los medios de comunicación, algunas restricciones legales y el código deontológico elaborado al efecto por las propias agencias de publicidad.

La televisión, la radio, el cine, los medios impresos son vehículos de control. Son símbolos de la cultura de masas, esta cultura se convierte en incultura cada vez más para aumentar su aceptación entre el público, que no tiene otras opciones mejores. Los medios construyen un mundo aparentemente neutro y que supuestamente representativo del mundo real. Dan una visión de la vida más agradable y con menos problemas de los que hay en la realidad, para enajenarnos. Al estar basada en la imagen, los medios dan demasiada importancia al físico, y las personas que aparecen en el mundo televisivo se ajustan siempre al canon de belleza vigente, lo cual no ocurre en la realidad y esto crea inseguridad en los ciudadanos comunes. Los medios generan que la gente cree falsas necesidades y esto afecta a los menos dotados económicamente, con lo cual se frustra, porque los medios postulan que la felicidad se consigue con el éxito, y el éxito significa bienestar económico y social. Los mayores deseos de las personas son a cambio de dinero (los bienes materiales).

Para concluir voy a citar la lista de las 10 estrategias de manipulación de Noam Chomsky de los que se valen los medios de comunicación para la manipulación mediática. Los puntos en los que profundice más son los que más me interesan para fines de la disertación.

  1. La estrategia de la distracción.Este es el elemento primordial del control social.Consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes o de la generación de realidades alternas como la realidad del futbol. La estrategia de la distracción es indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en áreas diversas de la ciencia, la economía.
  2. Crear problemas y después ofrecer soluciones.Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Este es el punto que genera las contradicciones.
  3. La estrategia de la gradualidad.Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente. Aunque si es importante, no tiene la relación que busco con el control social a través de los medios masivos.
  4. La estrategia de diferir.Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”. Esta estrategia probó ser infalible en Estados Unidos con la guerra contra el terrorismo, en México no fue tan eficaz cuando se anunció la guerra contra el “narco”. Aunque el presidente si se valió de los medios de comunicación para esto, podemos culpar a la falta de resultados positivos y la falta de una estrategia bien definida.
  5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. Este es un punto esencial que no abordé mucho en el desarrollo. Al tratar a la audiencia como si fueran menores de edad con poca capacidad de abstracción no sólo ofenden el intelecto humano si no también denigran a los de su misma especie. El problema es que el consumidor de medios no se molesta por esto, al contrario el consumidor de medios acepta esto. Una prueba más del que el trabajo de manipulación mediática a través de los año a funcionado ya que para que el espectador no se dé cuenta que está siendo subestimado requiere un entrenamiento previo.

El niño es un usuario precoz y que se expone a más horas de medio conforme aumenta su edad. El niño usa los medios según la edad, el sexo y su capacidad intelectual. Según la clase social, los niños de clase obrera ven más programas de entretenimiento y relacionados con la fantasía. Según el nivel intelectual, los niños que tienen más alto consultan diversos medios. Se decantan más por los escritos que por los digitales, ven menos la televisión, son más selectivos que los de nivel bajo y usan otros medios. La familia es también un factor determinante para la selección de los gustos mediáticos infantiles. Los niños consumen medios para divertirse, la fantasía les produce placer porque se identifican con los personajes y héroes. Los fines didácticos se incluyen en los programas de diferentes tipos y están encubiertos para evitar el rechazo del niño. La comprensión de los mensajes aumenta con la edad, van aprendiendo a consumir más medios cuanto más los consultan. Por supuesto, los medios también tiene efectos nocivos. Pueden provocar una actitud pasiva, pues al ser una actividad meramente receptiva no supone ningún esfuerzo y anula la iniciativa del niño.

  1. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Los sentidos son nuestra ventana al mundo, son el primer contacto que tenemos con los impulsos generados por el exterior. La información que se recibe por medio de los sentidos es procesada en primera instancia para alertar al ser humano sobre cambios en el mundo. La información siempre se recibe por medio de los sentidos, pero hay dos tipos de información: La información que está diseñada para el placer de los sentidos se aloja ene le cerebro en primera instancia y son los mismos sentidos los que no dejan que avance a un nivel más racional, por lo tanto evoca a la emociones y las emociones rara vez son racionales. El receptor se sentirá satisfecho pronto con la información que no presentó ningún tipo de complicación asimilar por lo tanto desechará velozmente y buscará nueva información que alague susu sentidos. Es por esto que en la década de los 80¨s se lucró con el mercado del sexo, teniendo como resultado un cambio generacional, de valores y de salud. El otro tipo de información si va dirigida a la parte racional del cerebro y se espera una reflexión. Esta información rara vez se emite por televisión, cine o radio.
  2. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores” Noam Chomsky “Armas silenciosas para guerras tranquilas”. Este punto explica como el sistema no permite el avance de la sociedad en ningún ámbito. Las masas son muy fáciles de manipular teniendo las técnicas correctas. Una masa de gente ignorante nunca se percatará que está siendo manipulada. Una masa ignorante y mediocre no tiene necesidad de darse cuenta que está siendo manipulada y vive feliz en la realidad fabricada. Esta es una masa destinada al estancamiento.
  3. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto, este punto se relaciona mucho con el anterior.
  4. Reforzar la autoculpabilidad.Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos.
  5. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Es aquí donde encuentro uno de los contras más radicales en las redes sociales. Donde se publica información personal de los individuos que permite conocer a las masas y homogenizarlas aún más con tendencias que parecen novedosas pero no son más que estrategias de marketing para mantener un rebaño junto.

Querido lector si te identificas o crees que alguna situación que viste hoy en la tele tiene cabida en alguna o en varias de estas estrategias, fuiste testigo de manipulación a gran escala, pero no te asustes todo estará bien, sólo procura reflexionar toda la información que reciban tus sentidos.

Los medios no se crearon con el propósito de manipular, ni de desinformar, a la gente. Fuimos nosotros mismos los que nos dimos cuenta de la soledad del individuo, de su tendencia a alienarse y de su capacidad de creer todo lo que provenga de los sentidos antes de lo que provenga de la razón. Buena parte del éxito de la manipulación mediática proviene del hecho que somos finitos y por lo tanto los placeres banales siempre serán efímeros, el extender una sensación de placer es lo que nos hace presas de la ambición. El control ya sea de recursos naturales, políticos y sociales es algo ha sido buscado por élites de todos los tiempos y se encontró que manteniendo ocupados las necesidades más básicas de los individuos racionales es la forma más fácil de ejercer control.

 

 

 

Comentarios

Comentarios